Millones de nombres para la marihuana en el vocabulario mexicano

Los inicios de la  marihuana no fueron experimentados dentro de territorio mexicano, el cultivo de esta maravillosa planta fue ejecutada por los españoles,  quienes fueron los encargados de trasladarla hasta estas y otras tierras lejanas durante la época colonial, todo ello con la principal intención de cultivar cáñamo para utilizarlo dentro del sector textil, al parecer un descuidado la fumó y no sabe con la gran sorpresa que se encontró. La palabra que hasta ahora ha sido mundialmente famosa para describir a esta planta es “marihuana”, sin embargo en México sus jocosos habitantes la han llamado de diversas formas: mariguana con “g”, mientras que en el inglés puede ser mencionada con “j”, esta es conocida como marijuana y gracias a los españoles se registró por primera vez dentro de este maravilloso país.

Desde el momento en que el cannabis ha pisado estas tierras, los mexicanos se han encargado de otorgarle una amplia muestra léxica que posee solamente esta planta dentro su gran México, todas estar “jergas” han sido acumuladas por el escritor Jorge García Robles  a lo largo de sus muchos libros relacionados con el cannabis, a pesar de ello el primer uso de esta innovadora palabra para la época fue encontrado en la Farmacopea mexicana especial para la Academia Farmacéutica de México, la cual fue escrita en el año 1846, luego de este año fueron creados muchos estilos de nombres jocosos para esta psicodélica planta. Aquí mostramos un extracto:

“Alfalfa, aceite, bailarina, aracata, café, chabela, campechana verde, chipiturca, chíchara, clorofila, chora, colitas, crema de León, cola de borrego, dama de ardiente cabellera o de cabellos encendidos, de la verde, de la buena, Doña Diabla, Doña Juanita – “Sin ni siquiera haberse quitado por un momento el puro de la boca, ¡Bravo Don Antonio, ha dejado este cartel!, ¿ Doña Juanita le ha hecho algún daño?” (M. Anzuela- La luciérnaga 1932), otros apelativos son: Epazote, Fina esmeralda, Esfinge verde, Goma, Flor de Juana, Greña, Grifa. “Dentro de México se le ha llamado de diferentes maneras, su nombre posee diversos términos, velados por una fantasía oportuna entre los cuales recuerdo los siguientes: Doña Juanita, Chora, Grifa y más” (Las sombras largas, 1928).  

Guera, Gris, Grilla, Hojita con lumbre, Hojas de alpiste japonés, Jerez seco, Jani, Juana, Join, Juanita, Señora Viniegra o Juanita Salazar Viniegra, la última fue creada por referencia del doctor Leopoldo Salazar Viniegra quien intentó derribar mitos sobre la mariguana y además de ello impulsó la legalización del consumo de ciertas drogas duras, para diversos pacientes adictos durante el año 1940 como chacoteo, este caso delincuencial su apellido para así nombrar a la mariguana.

A su vez se han mencionado otros calificativos como: Kris kras, macha chaca, lengua de buey, malva, mala hierba, María, Mari, Margarita, Mary Popins, Marinola, Maripepa, Material, Mora, Mastuerzo, Moreliana, Moraleja, Morita, todas ellas en diferentes utilizadas en fragmentos como: “Pues sí, pero hubiésemos ido hasta mi casa por la moraleja, Fran, con esa si rezumbas como es, con medio pitón y ya estufas way way out, -José Agustín, se está haciendo un poco tarde” (1972). Morisqueta, Moronga, Moravia, Mostaza montés, Mota, en frases cómo: “Fuman hasta “marihuana” comunicó con confianza Eulalio, prometiendo para cuando se les llegara la hierba maldita, la “mota” es un espectáculo único e impresionante”, Federico Gamboa – La Llaga (1913).

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *