Idiomas y yoga

No existe nada mejor que aprender un idioma nuevo en estado de relajación total, al fusionar el ioga con una actividad física de concentración te facilita en gran medida poder memorizar todos los términos que te encuentres aprendiendo en ese momento, en lo que adoptas una posición zen tu cuerpo y mente se van a encontrar en una paz plena, esta relajación es la que facilita en gran medida tu aprendizaje lingüístico. Esta técnica fue creada especialmente para aquellas personas que desean aprender inglés o cualquier otra lengua pero su falta de retentiva les causa demasiado estrés y por ende sus mentes fácilmente se bloquean.

Gracias a los nuevos programas donde se mezclan los idiomas y el yoga se ofrece la gran oportunidad de aprender un idioma nuevo dentro de un contexto relajante mientras que al mismo tiempo profundiza o descubre las técnicas de posturas que se exhiben en el yoga, todos los ejercicios mentales o físicos bien sea técnicas de respiración o meditación crean un estado mental idóneo para la pronta adquisición de conocimientos difíciles de memorizar como lo es una lengua extranjera, por lo cual muchos alumnos aprenden sin siquiera notarlo, evitando todo el aburrimiento o estrés que genera un aula llena de alumnos perdidos en el área.

Todos sabemos cuán excelente puede ser el yoga para nuestras vidas, esta disciplina oriental ha dejado en claro por largos años todos los beneficios que le proporciona tanto al cuerpo como a la mente, la armonía que fabrica las diferentes posturas con los ejercicios de respiración entre el cuerpo y la mente no tiene comparación ya que tiene la capacidad de crear un espacio idóneo para capturar todos los conocimientos que se impartan en el momento, la mente de una persona que practique yoga es igual a la memoria de un niño: es una esponja dispuesta a capturar todo las enseñanzas que se impartan en el momento, luego de finalizar la rutina de yoga el cerebro está desintoxicado haciendo que sea más receptivo ante el aprendizaje de una nueva lengua.

Cualquiera que sea el motivo principal para practicar yoga el resultado siempre va a ser el mismo: reducción del nivel de estrés, relajación plena y un estilo de vida mucho más saludable, tu mente ha olvidado todo aquello que lo atormentaba para afrontar cualquier reto educativo al que tenga que enfrentarse. Tal es el éxito de la combinación entre estas dos disciplinas que se han creado numerosas escuelas a nivel mundial especializadas en el tema, un ejemplo de ellas se ubica en Nueva Delhi -región que es conocida como la cuna del yoga-, en ella encontrarás instalaciones preciosas donde profesores expertos en idioma y en yoga aventuran a sus alumnos dentro del mundo de los idiomas luego de una jornada de relajación.

Otra región que no se ha quedado atrás en la enseñanza del idioma a través del yoga es Estados Unidos, existen escuelas para idiomas  y yoga desde Los Ángeles hasta la intelectual Boston, todas ellas combinan la educación de su lengua con la armonía de esta disciplina inspirada en la naturaleza, la vida en comunidad y un innovador enfoque del cuerpo.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *