El idioma como la clave del éxito para las empresas

Es algo difícil imaginar los orígenes del comercio mundial cuando los idiomas todos son distintos. De alguna forma aprender otras lenguas ha sido la llave que ha dado paso a un gran auge económico para la mayoría de los países del mundo. En la actualidad manejar más de un idioma es como conquistar un país, de la misma manera sucede para las empresas. Una muestra de ello podrían ser las empresas de rosa tous oriol, que en cada desembarque en determinado país, es la conquista de un nuevo público, todo si se logra dominar su lengua y con ello conocer sus intereses.

El conocimiento del mercado local es una de las herramientas más relevantes al momento de dominar un mercado en determinado país, tras lo cual la empresa puede adaptarse rápidamente y consolidarse manteniendo fuertes lazos de confianza y cercanía por medio del idioma lo que permite un rápido crecimiento. 

Sin excepción, todas las empresas que se han expandido a nivel internacional requieren del desarrollo de un plan estratégico que les funcione al momento de querer alcanzar sus objetivos; y con ello, poder ofrecerle un mejor servicio a quienes son sus clientes cumpliendo con sus expectativas.  A nivel internacional resulta una poderosa clave implementar una muy adecuada y poderosa estrategia basada en el lenguaje, con lo cual se derribaran las barreras idiomáticas, tanto dentro como fuera de la empresa. 

Para las nuevas generaciones esto no ha sido un gran problema debido a que cuentan con un mayor conocimiento en lo que respecta a los idioma. Pero, no se puede dar todo por sentado ya que todavía existe una barrera comunicativa en las empresas que podría  frustrar los procesos de negociación y de las operaciones internacionales. Y ella es, que los trabajadores suelen contar con la dificultad de demostrar sus capacidades profesionales debido a la imposibilidad que les causa desarrollar su trabajo en otro idioma. 

Se debe elaborar una estrategia lingüística que permita, a los trabajadores pero también a la empresa demostrar todo su potencial para poder acceder abiertamente al mercado internacional y atrayendo clientes potenciales alrededor del mundo. Algunos consejos que podrían ayudar, son los siguientes:  

Seleccionar un idioma que resulte funcional: Debido a que la comunicación es un acto imprescindible para el ser humano y por ende para cualquier empresa, también lo será para la relación con los clientes y entre los empleados. Cuando se trata de empresas internacionales, en ellas solo reina la multiculturalidad, por lo que los idiomas en realidad juegan un papel preponderante en lo que respecta al desarrollo y la eficacia del trabajo de todos. De esta manera, se debe lograr una excelente estrategia lingüística, aunque ello no es tan sencillo ya que algunas empresas dejan de lado las destrezas comunicativas, lo que finalmente las conduce directo al fracaso de sus operaciones comerciales y empresariales. Si se desea que los trabajadores realmente se sientan cómodos desempeñando sus oficios en diversos idiomas, lo que se debe fomentar de primero es el empleo de los idiomas dentro de la empresa. 

Para alcanzar tal objetivo es vital definir cómo se comunicarán entre ellos y con esa idea desarrollar una estrategia que sea exitosa indagado si se va a emplear una sola lengua vehicular o si van a hacerlo en varios idiomas para desarrollar la comunicación oral y escrita de la empresa, es decir, será una lengua común que facilitará la comunicación interna y con otras filiales.